El pleno del Parlamento Europeo ha reclamado este martes establecer límites más estrictos para reducir la presencia de contaminantes orgánicos persistentes (COP) en los residuos.

La Eurocámara ha adoptado este martes su posición negociadora sobre la propuesta de regulación de la Comisión Europea sobre contaminantes orgánicos persistentes (COP) y la gestión de los residuos que los contienen por 506 votos a favor, 68 en contra y 49 abstenciones.

Los eurodiputados están de acuerdo en que la propuesta de la Comisión va en la dirección correcta. No obstante, se muestran a favor de rebajar los límites permitidos de COP en los productos. En su opinión, así se alinearía mejor la regulación de estas sustancias con los objetivos del Pacto Verde Europeo, en particular el de alcanzar un medioambiente libre de sustancias tóxicas y una economía circular.

Límites más estrictos para los COP

En concreto, los eurodiputados han propuesto reducir los límites de concentración para un grupo de retardantes de llama bromados de 500 mg/kg (como proponía la Comisión) a 200 mg/kg. 

También proponen reducir los límites para el ácido perfluorooctanoico (PFOA) que se encuentra presente, por ejemplo, en textiles impermeables y espumas ignífugas, a 20 mg/kg (en comparación con los 40 mg/kg planteados por el Ejecutivo comunitario).

Además, los eurodiputados han propuesto la inclusión en el Reglamento del ácido perfluorohexano sulfónico (PFHxS), sus sales y los compuestos afines al PFHxS, anticipándose a la decisión que se tomará en la sesión de la CP10 del Convenio de Estocolmo prevista para junio de 2022.