La Comisión Europea (CE) ha presentado hoy la Estrategia de la UE sobre los Productos Textiles Sostenibles y Circulares. Con ella se pretende que los textiles sean más duraderos, reparables, reutilizables y reciclables a fin de luchar contra la moda rápida, la basura textil y la destrucción de los productos textiles no vendidos.

El europeo medio tira 11 kg de productos textiles al año y el sector ocupa el cuarto lugar por su impacto en el medioambiente y el cambio climático. Además, es un gran consumidor de recursos y de materias primas. Por otro lado, la producción mundial de estos productos, según datos proporcionados por la Comisión Europea (CE), casi se duplicó entre 2000 y 2015. Se espera que el consumo de ropa y calzado aumente un 63% de aquí a 2030.

Estas y otras consideraciones han hecho que la Comisión presente hoy la Estrategia de la UE sobre los Productos Textiles Sostenibles y Circulares. Esta iniciativa forma parte de un paquete legislativo de propuestas (presentado también hoy por la Comisión), en relación con el Pacto Verde Europeo y el nuevo Plan de Acción para la Economía Circular.

Principales acciones incluidas en la Estrategia

La Estrategia propone acciones para todo el ciclo de vida de los productos textiles, apoyando al mismo tiempo el ecosistema en la transición ecológica y digital. 

Algunas de las medidas son las siguientes:

  • Nuevos requisitos de diseño para los productos textiles en el marco del Reglamento sobre el diseño ecológico de productos sostenibles, que fijen unos mínimos obligatorios para la inclusión de fibras recicladas en ellos para hacerlos más duraderos y fáciles de reparar y reciclar.
  • Información más clara sobre los productos textiles y un pasaporte digital de productos.
  • Controles estrictos del blanqueo ecológico.
  • Medidas para abordar la liberación no intencionada de microplásticos de los productos textiles.
  • Normas armonizadas de la UE sobre la responsabilidad ampliada del productor en este ámbito e incentivos económicos para hacer más sostenibles los productos.
  • Apoyo a la investigación, la innovación y las inversiones y al desarrollo de las capacidades necesarias para la transición ecológica y digital.
  • Abordar los retos que supone poner fin a la exportación de residuos textiles.
  • Creación conjunta de una ruta de transición para el ecosistema textil a fin de establecer el camino a seguir y dar pasos concretos en pos de alcanzar los objetivos de 2030 fijados por la Estrategia de productos textiles.
Luchar contra la moda rápida

Según la CE, muchas de las presiones generadas por el consumo de productos textiles vienen directamente de la moda rápida: prendas baratas y de baja calidad producidas a gran velocidad, a menudo en condiciones laborales precarias fuera de la UE.

Para luchar contra este problema, la Estrategia plantea requisitos obligatorios de diseño para los productos textiles y una mayor sujeción a los regímenes de responsabilidad ampliada del productor (RAP) para prolongar la vida útil de la ropa.

El documento, además, anima a los Estados miembros a apoyar al sector de la reutilización y la reparación a escala nacional, regional y local. Asimismo, a adoptar reducciones fiscales y otras medidas fiscales favorables para el sector de la reutilización y la reparación.

Finalmente, la Comisión colaborará con las partes interesadas para promover nuevos modelos de negocios circulares en el sector textil.

Más información aquí.