Los Estados miembros de la UE han refrendado el acuerdo político provisional alcanzado con el Parlamento Europeo en relación con el VIII Programa de Acción en materia de Medio Ambiente (PMA). Este servirá de guía para la elaboración y aplicación de políticas medioambientales y climáticas hasta 2030.

Los representantes permanentes ante la UE han aprobado hoy un acuerdo político provisional alcanzado el 1 de diciembre entre la Presidencia del Consejo y los negociadores del Parlamento Europeo en relación con el VIII Programa de Acción en materia de Medio Ambiente (PMA).

Andrej Vizjak, ministro de Medio Ambiente y Ordenación Territorial de Eslovenia, ha declarado que «se trata de un marco de actuación ambicioso que esboza la orientación general de la política medioambiental de la UE hasta 2030 y nos permite hacer un seguimiento de nuestros avances hacia la neutralidad climática y un entorno sin contaminación».

«Al incluir una revisión intermedia, también nos aseguramos de evaluar los progresos realizados cuando finalice el Pacto Verde Europeo en 2025 y adoptar, cuando corresponda, nuevas medidas para alcanzar los objetivos de 2030», añadió.

Contenido del acuerdo

La Presidencia y los negociadores del Parlamento han acordado provisionalmente:

– En 2024, la Comisión efectuará una revisión intermedia de los avances logrados en cuanto al cumplimiento de los objetivos prioritarios temáticos. Tras esta revisión, la Comisión deberá presentar, cuando proceda, una propuesta legislativa para añadir un anexo al VIII PMA, que contenga una lista y un calendario de acciones para el periodo posterior a 2025.

– La reducción significativa de la huella material y de consumo de la UE para que se respeten lo antes posible los límites del planeta, introduciendo, por ejemplo, objetivos de reducción para 2030, si procede.

– El refuerzo de los incentivos positivos para el medioambiente y la eliminación progresiva de las subvenciones perjudiciales para el medioambiente, en particular las subvenciones a los combustibles fósiles mediante:

  • un marco vinculante que haga un seguimiento e informe de los progresos de los Estados miembros hacia la eliminación progresiva de las subvenciones a los combustibles fósiles sobre la base de una metodología acordada;
  • el establecimiento de un plazo para la eliminación progresiva de las subvenciones a los combustibles fósiles, coherente con la ambición de limitar el calentamiento global a 1,5 ºC;
  • una metodología elaborada por la Comisión, en consulta con los Estados miembros, a más tardar en 2023, para identificar otras subvenciones perjudiciales para el medioambiente. A partir de esta metodología, los Estados miembros deberán detectar dichas subvenciones e informar de ellas, lo que permitirá a la Comisión informar sobre los avances logrados para su eliminación.

– La elaboración de un cuadro recapitulativo y un conjunto de indicadores que midan «más allá del PIB».

– El establecimiento de unos requisitos más estrictos para que la Comisión haga balance anualmente de los progresos realizados, así como un mecanismo de gobernanza que prevea un intercambio anual de puntos de vista entre las instituciones.

Próximos pasos

El Consejo y el Parlamento Europeo adoptarán ahora formalmente la Decisión, tras lo cual se publicará en el Diario Oficial de la Unión Europea y entrará en vigor.

Contexto

Los Programas de Acción en materia de Medio Ambiente han dirigido el desarrollo de la política medioambiental de la UE desde el comienzo de la década de los setenta. El 4 de octubre de 2019, el Consejo adoptó unas Conclusiones sobre el futuro VIII PMA, en las que pedía a la Comisión que presentara un programa ambicioso y específico para el periodo 2021-2030.

El 14 de octubre de 2020, la Comisión presentó su propuesta de Decisión del Parlamento Europeo y del Consejo relativa al Programa General de Acción de la Unión en materia de Medio Ambiente hasta 2030.

El VIII PMA tiene por objeto acelerar la transición ecológica de manera justa e inclusiva, con el objetivo a largo plazo «Vivir bien, respetando los límites de nuestro planeta» de aquí a 2050, que se fijó en el VII PMA. Los seis objetivos prioritarios temáticos del VIII PMA se refieren a la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, la adaptación al cambio climático, un modelo de crecimiento que devuelva al planeta más de lo que toma de él, el objetivo cero en materia de contaminación, la protección y recuperación de la biodiversidad y la reducción de las principales presiones climáticas y medioambientales asociadas a la producción y el consumo.

Más información