La Comisión Europea (CE) ha decidido llevar a España ante el Tribunal de Justicia por incumplir las disposiciones contenidas en la Directiva sobre nitratos. 

España tendrá que responder ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) por no proteger sus aguas contra la contaminación por nitratos. La Comisión ya había enviado una carta de emplazamiento a España en noviembre de 2018 y un dictamen motivado en junio de 2020 por esta causa. 

Deficiencias detectadas 

La Comisión Europea considera que «a pesar de algunos avances limitados, España todavía debe adoptar medidas adicionales para evitar la eutrofización en todo el país, ya que las establecidas hasta la fecha no han logrado alcanzar los objetivos de la Directiva». La Comisión sigue detectando deficiencias respecto a:

  • garantizar la estabilidad de la red de control de los nitratos;
  • revisar las zonas vulnerables a los nitratos (ZVN) y designar zonas nuevas en siete regiones (Castilla y León, Extremadura, Galicia, Baleares, Canarias, Madrid y Comunidad Valenciana);
  • incluir todos los elementos obligatorios necesarios en los programas de acción contra los nitratos en cinco regiones (Aragón, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Extremadura y Madrid);
  • adoptar medidas adicionales o acciones reforzadas para alcanzar los objetivos de la Directiva en cuatro regiones (Aragón, Castilla-La Mancha, Castilla y León y Murcia);
  • y adoptar medidas adicionales en relación con la eutrofización para todo el país, ya que las medidas establecidas hasta la fecha no han logrado los objetivos de la Directiva.
Contexto

La Directiva sobre nitratos tiene por objeto proteger las aguas superficiales y subterráneas de Europa de la contaminación procedente de fuentes agrarias. Los niveles excesivos de nitratos pueden dañar las aguas dulces y el medio marino mediante un proceso conocido como «eutrofización», al estimular el crecimiento excesivo de algas que asfixian otras formas de vidas y matan peces en lagos y ríos.

La Directiva exige a las autoridades de cada país de la UE que tomen medidas para evitar dicha contaminación.

La depuración del exceso de nitratos del agua potable es también un proceso muy costoso. La Directiva sobre nitratos contribuye a que se alcancen los objetivos de la Directiva marco del agua (Directiva 2000/60/CE) y es uno de los instrumentos clave en la protección de las aguas frente a las presiones agrícolas.