El Consejo de la UE ha adoptado sus Conclusiones en relación a la Nueva Estrategia de la UE en favor de los Bosques para 2030.

En las Conclusiones adoptadas durante la reunión de agricultura y pesca de hoy, los ministros reconocen la necesidad de que los bosques contribuyan en mayor medida al Pacto Verde Europeo y a objetivos mundiales como los de la Agenda 2030. En particular:

  • destacan la función primordial de los bosques para la salud humana, la salud animal y un entorno natural saludable en el marco del concepto «Una sola salud»;
  • coinciden en que la silvicultura puede desempeñar un papel principal en la transición de la UE hacia una bioeconomía circular ecológica, climáticamente neutra y competitiva;
  • subrayan la importancia de la cooperación y el diálogo constructivo entre los Estados miembros, la Comisión, las partes interesadas y la sociedad civil; y
  • acogen con satisfacción el énfasis de la Nueva Estrategia en la promoción de productos derivados de la madera producidos de forma sostenible y la propuesta de establecer una nueva asociación para la investigación y la innovación forestales.
Debilidades de la Nueva Estrategia a favor de los Bosques

No obstante, las Conclusiones del Consejo también han puesto de relieve la necesidad de encontrar un equilibrio entre los aspectos medioambientales, sociales y económicos de la gestión forestal sostenible. Además, los ministros destacan la importancia de respetar y mantener la diversidad de los bosques y las prácticas de gestión forestal en los distintos Estados miembros y regiones.

Asimismo, los Estados miembros han expresado dudas sobre el valor de elaborar planes estratégicos nacionales para los bosques, tal como se prevé en la Comunicación de la Comisión. Abogan por el uso de los procesos internacionales de seguimiento y notificación existentes.

Por último, los ministros consideran que la Nueva Estrategia de la UE en favor de los Bosques debería incluir una dimensión internacional destinada a frenar la deforestación mundial.

Contexto

El 16 de julio de 2021, la Comisión Europea publicó la Nueva Estrategia de la UE en favor de los Bosques para 2030. Esta iniciativa, que es uno de los componentes emblemáticos del Pacto Verde Europeo, se basa en la Estrategia de la UE sobre Biodiversidad y constituirá una parte fundamental de los esfuerzos encaminados a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en al menos un 55% de aquí a 2030. En su Comunicación, la Comisión propone diversas medidas destinadas a aumentar el tamaño y la calidad de los bosques europeos y a mejorar su resiliencia frente a retos como el cambio climático, al tiempo que se presta apoyo a las comunidades cuyos medios de subsistencia dependen de la silvicultura.

Entre las medidas propuestas por la Comisión cabe mencionar:

  • promover la gestión forestal sostenible, en particular fomentando el uso sostenible de los recursos derivados de la madera;
  • ofrecer incentivos financieros a los propietarios y gestores forestales para que adopten prácticas respetuosas con el medio ambiente, como las relacionadas con el almacenamiento y la captura de carbono;
  • aumentar el tamaño y la biodiversidad de los bosques, en particular mediante la plantación de 3 000 millones de nuevos árboles de aquí a 2030;
  • promover industrias forestales alternativas, como el ecoturismo, y productos distintos de la madera, como el corcho, la miel y las plantas medicinales;
  • fomentar el recurso a la ayuda financiera en el marco de la política agrícola común, que puede ayudar a los bosques y a las industrias forestales a mitigar el cambio climático;
  • proporcionar educación y formación a las personas que trabajan en las industrias forestales y hacer estas industrias más atractivas para los jóvenes;
  • establecer un instrumento jurídicamente vinculante para la restauración de los ecosistemas;
  • proteger los bosques primarios y maduros que quedan en la UE.
Próximos pasos

En su Comunicación, la Comisión fija un calendario en el que se detallan las medidas concretas que tomará durante el periodo 2021-2023 para alcanzar los objetivos de la Nueva Estrategia de la UE en favor de los Bosques. La revisará antes de 2025 para analizar los avances y determinar si es necesario adoptar nuevas medidas.

En las Conclusiones del Consejo adoptadas hoy se pide a la Comisión que también facilite actualizaciones anuales sobre la aplicación de la Estrategia. Y, también, que fomente la participación del Consejo en cualquier otra acción que pueda emprenderse a partir de la revisión.