Hoy, la Comisión Europea (CE) ha adoptado una propuesta sobre los contaminantes orgánicos persistentes (COP). La propuesta disminuye los límites aplicables a estos productos químicos en los residuos, impidiendo que vuelvan a entrar en la economía.

Los contaminantes orgánicos persistentes (COP) son sustancias químicas con propiedades tóxicas que permanecen en el medioambiente durante mucho tiempo. Además, se acumulan en las cadenas alimentarias y pueden dañar la salud humana y el medioambiente. 

Con la propuesta de hoy, la CE pretende eliminar o minimizar las emisiones de COP procedentes de los residuos. Aunque, por lo general, los contaminantes orgánicos persistentes ya no se utilizan en nuevos productos, pueden encontrarse todavía en los residuos procedentes de algunos productos de consumo, como los textiles impermeables, los muebles, los plásticos y los equipos electrónicos.

Objetivo de la iniciativa

La propuesta pretende actualizar, para algunas sustancias y grupos de sustancias, los límites de concentración establecidos en los anexos IV y V del Reglamento COP, que determinan el tratamiento de los residuos que contienen COP, y en particular, si pueden reciclarse o deben destruirse o transformarse de forma irreversible.

Virginijus Sinkevičius, comisario de Medio Ambiente, Océanos y Pesca, ha declarado que «son necesarios límites ambiciosos para estas sustancias a fin de fomentar materiales secundarios de alta calidad y libres de sustancias tóxicas que puedan utilizarse de forma segura en una economía circular en crecimiento».

Con esta actualización, los anexos IV y V del Reglamento serán conformes con el Convenio de Estocolmo y con el anexo I del Reglamento COP, al armonizarse la lista de las sustancias e introducirse valores límite de concentración para todas ellas. Además, los valores límite de algunas sustancias que ya figuran en la lista se adaptarán a los avances científicos y técnicos.

Los objetivos generales de esta iniciativa también pretenden, en la medida de lo posible, garantizar un equilibrio óptimo con las ambiciones del Pacto Verde Europeo, que espera crear ciclos de materiales no tóxicos, incrementar el reciclado y la circularidad y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Límites más estrictos sobre COP

La CE propone introducir límites estrictos para las tres sustancias o grupos de sustancias siguientes en los residuos:

  • ácido perfluorooctanoico (PFOA) y sus sales y compuestos afines, que se encuentran en textiles impermeables y espumas contra incendios;
  • dicofol: un plaguicida utilizado anteriormente en la agricultura;
  • pentaclorofenol, sus sales y ésteres, que se encuentran en la madera y los textiles tratados.

Además, la Comisión propone disminuir los límites máximos de residuos para otras cinco sustancias o grupos de sustancias ya regulados.

La propuesta es un paso importante en la consecución de una economía más circular, como se anunció en el Plan de Acción para la Economía Circular. Contribuye al Plan de Acción «Contaminación Cero» del Pacto Verde Europeo y a la Estrategia de sostenibilidad para las sustancias químicas con su correspondiente acción sobre las sustancias perfluoroalquiladas y polifluoroalquiladas (PFAS), también conocidas como «sustancias químicas eternas».

Fuente: Comisión Europea