La Comisión Europea (CE) ha adoptado hoy la nueva Estrategia forestal de la UE para 2030, una iniciativa emblemática del Pacto Verde Europeo que se basa en la Estrategia de la UE sobre la biodiversidad de aquí a 2030

La Comisión Europea ha presentado hoy, 16 de julio, su estrategia para mejorar la calidad de los bosques dentro de la Unión Europea (UE) con el horizonte 2030.

La nueva estrategia forestal está incluida en el paquete de medidas propuesto esta misma semana para lograr una reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) de al menos un 55% de aquí a 2030 y la neutralidad climática en 2050 en la UE. 

Según señala la CE en una nota de prensa, «los bosques son un aliado fundamental en la lucha contra el cambio climático y la pérdida de biodiversidad. Funcionan como sumideros de carbono y nos ayudan a reducir los impactos del cambio climático, por ejemplo, enfriando las ciudades, protegiéndonos de las grandes inundaciones y reduciendo el impacto de las sequías».

Proteger, restaurar y garantizar la gestión sostenible de los bosques

La CE recoge en el documento acciones concretas para aumentar la cantidad y la calidad de los bosques en la UE y «reforzar su protección, su restauración y su resiliencia». Con ello, prevé que aumentará la captura de carbono gracias a la mejora de los sumideros y las reservas, contribuyendo así a la mitigación del cambio climático.

Con el fin de preservar los servicios ecosistémicos esenciales que ofrecen los bosques y de los que depende la sociedad, la nueva estrategia forestal se compromete a proteger los bosques primarios y maduros, a restaurar los bosques degradados y a garantizar su gestión sostenible.

El documento «promueve las prácticas de gestión forestal más respetuosas con el clima y la biodiversidad, hace hincapié en la necesidad de mantener el uso de la biomasa leñosa dentro de los límites de la sostenibilidad y fomenta una utilización eficaz de la madera como recurso en consonancia con el principio de explotación en cascada».

Durante la presentación, Frans Timmermans, vicepresidente ejecutivo responsable del Pacto Verde Europeo, ha declarado que «los bosques europeos están en peligro. Por ello trabajaremos para protegerlos y restaurarlos, mejorar la gestión forestal y apoyar a los silvicultores y a los guardianes forestales». Y ha asegurado, además, que trabajan para luchar contra la crisis climática y de biodiversidad, y por la salud y el futuro de los ciudadanos.

Plantación de tres mil millones de árboles

La nueva estrategia forestal va acompañada de una hoja de ruta para la plantación de tres mil millones de árboles adicionales en toda Europa de aquí a 2030, respetando plenamente los principios ecológicos. Esta hoja de ruta establece criterios para la plantación, el recuento y el seguimiento de los árboles. La labor de la Comisión consistirá en facilitar, motivar, contabilizar y supervisar los avances.

Asimismo, la estrategia plantea el desarrollo de sistemas de pago a los propietarios y gestores forestales que presten servicios ecosistémicos alternativos. Además, con la nueva estructura de gobernanza de los bosques, los Estados miembros, los propietarios y gestores forestales, la industria, el mundo académico y la sociedad civil podrán debatir sobre el futuro de los bosques en la UE y ayudará a mantenerlos para las generaciones venideras.

Por último, el documento anuncia una propuesta legislativa para intensificar la vigilancia de los bosques, la transmisión de informes y la recopilación de datos forestales en la UE.

Si desea consultar la Nueva Estrategia de la UE en favor de los Bosques para 2030 pinche aquí.