La Comisión Europea ha presentado hoy un Pacto Rural y un Plan de Acción Rural. ¿Su objetivo? Hacer que las zonas rurales de la UE sean más fuertes, resilientes y prósperas, y estén conectadas.

La Comisión Europea (CE) ha presentado hoy una visión a largo plazo para las zonas rurales de la UE. En ella se indican los retos y problemas a los que se enfrentan y se subrayan algunas de las mayores oportunidades asociadas a estas regiones.

Sobre la base de previsiones y amplias consultas con los ciudadanos y otros interlocutores de las zonas rurales, el documento incluye un Pacto Rural y un Plan de Acción Rural. Su objetivo es lograr que las zonas rurales de la UE sean más fuertes, resilientes y prósperas, y estén conectadas.

Retos y oportunidades de las zonas rurales

En las zonas rurales de toda la UE, la población es, por término medio, de mayor edad que en las zonas urbanas, y empezará lentamente a disminuir en la próxima década. Esto se suma a la falta de conectividad, el subdesarrollo de las infraestructuras, la falta de oportunidades de empleo y el acceso limitado a los servicios. Todas estas características hacen que las zonas rurales resulten menos atractivas para vivir y trabajar.

Hoy en día, estas zonas desempeñan también un papel activo en las transiciones ecologica y digital de la UE. Por eso, la CE considera que alcanzar los objetivos de las ambiciones digitales de la UE para 2030 puede brindar más oportunidades para el desarrollo sostenible de las zonas rurales más allá de la agricultura, la ganadería y la silvicultura. ¿De qué forma? Por un lado, creando nuevas perspectivas para el crecimiento de la industria manufacturera y, especialmente, de los servicios. Por otro, contribuyendo a un mejor reparto geográfico de los servicios y las industrias.

Pacto Rural

Interlocutores locales, regionales, nacionales y de la UE participarán en un nuevo Pacto Rural en apoyo de los objetivos comunes de la visión, el fomento de la cohesión económica, social y territorial, y respondiendo a las aspiraciones comunes de las comunidades rurales. La Comisión facilitará este marco a través de las redes existentes y fomentará el intercambio de ideas y mejores prácticas a todos los niveles.

Plan de Acción Rural de la UE

Asimismo, la Comisión ha presentado un plan de acción para impulsar un desarrollo rural sostenible, cohesionado e integrado.

Según señala la CE, «varias políticas de la UE prestan apoyo a las zonas rurales, contribuyendo a su desarrollo equilibrado, justo, ecológico e innovador. Entre ellas, la política agrícola común (PAC) y la política de cohesión serán fundamentales para sostener y aplicar este Plan de Acción. Con la ayuda de otras políticas de la UE en otros ámbitos, harán realidad esta visión».

La visión y el plan de acción definen cuatro ámbitos de acción, apoyados por iniciativas emblemáticas, a fin de facilitar que las zonas rurales sean o estén:

  • más fuertes: se dará prioridad a capacitar a las comunidades rurales, mejorar su acceso a los servicios y facilitar la innovación social;
  • conectadas: se mejorará la conectividad tanto en términos de transporte como de acceso digital;
  • resilientes: se preservarán los recursos naturales y se ecologizarán las actividades agrícolas para luchar contra el cambio climático, sin olvidar la resiliencia social, para lo cual se ofrecerán cursos de formación y diversas oportunidades de empleo de calidad;
  • prósperas: se diversificarán las actividades económicas y se mejorará el valor añadido de la agricultura, las actividades agroalimentarias y el agroturismo.
Comprobación del efecto local y creación de un observatorio rural

La Comisión se encargará de apoyar y supervisar la ejecución del Plan de Acción Rural de la UE y lo actualizará periódicamente. También seguirá colaborando con los Estados miembros y los interlocutores rurales para mantener un diálogo sobre cuestiones rurales.

Además, se pondrá en marcha un proceso de «comprobación del efecto local» mediante el cual las políticas de la UE se examinarán desde una perspectiva rural. Esto con el objetivo de determinar y evaluar el posible efecto e incidencia de una iniciativa política de la Comisión sobre el empleo, el crecimiento y el desarrollo sostenible rurales.

Por último, se creará un observatorio rural dentro de la Comisión para seguir mejorando la recogida y el análisis de información acerca de las zonas rurales. Así se conseguirá documentación para fundamentar la formulación de políticas en materia de desarrollo rural y sostener la ejecución del Plan de Acción Rural.

Próximos pasos

El anuncio de hoy de la visión a largo plazo para las zonas rurales constituye el primer paso hacia unas zonas rurales más fuertes, mejor conectadas, resilientes y prósperas de aquí a 2040. El Pacto Rural y el Plan de Acción Rural de la UE serán los componentes clave para alcanzar esos objetivos.

De aquí a finales de 2021, la Comisión se coordinará con el Comité de las Regiones para estudiar las vías hacia los objetivos de la visión. A mediados de 2023, la Comisión hará balance de las medidas financiadas por la UE y los Estados miembros que se hayan llevado a cabo y programado para las zonas rurales. Un informe público, que se publicará a principios de 2024, determinará los ámbitos en los que es necesario mejorar el apoyo y las finanzas, así como el camino a seguir, sobre la base del Plan de Acción Rural de la UE. Los debates en torno al informe contribuirán a la reflexión sobre la preparación de las propuestas para el período de programación 2028-2034.

Fuente: Comisión Europea (nota de prensa)