El Consejo ha adoptado hoy sus Conclusiones en apoyo de una nueva Estrategia sobre adaptación al cambio climático de la Unión Europea (UE). Esta última detalla una visión a largo plazo para que, de aquí a 2050, la UE sea una sociedad resiliente frente al cambio climático.

El pasado 24 de febrero, la Comisión Europea presentó la nueva Estrategia sobre adaptación al cambio climático de la UE. Hoy ha sido el Consejo quien ha publicado unas Conclusiones que refrendan dicha Estrategia.

En ella se detalla un escenario a largo plazo para que, de aquí a 2050, la UE sea una sociedad resiliente frente al cambio climático.

En este sentido se ha expresado João Pedro Matos Fernandes, ministro de Medio Ambiente y Acción por el Clima de Portugal: «Nos complace que el Consejo haya refrendado hoy la nueva estrategia de adaptación al cambio climático de la UE que, junto con la Ley Europea del Clima recientemente acordada, permitirán que la UE sea resiliente al cambio climático y climáticamente neutra en las próximas décadas».

Las Conclusiones adoptadas hoy brindan una orientación política a la Comisión en lo que respecta a la aplicación de la estrategia. Además, ofrecen orientaciones con vistas a la presentación a la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de una comunicación de la UE sobre adaptación antes de la CP26.

Soluciones basadas en la naturaleza

El Consejo apoya que la estrategia se centre en reforzar los datos con vistas a mejorar tanto el acceso a los conocimientos sobre los efectos climáticos y la adaptación al cambio climático como su intercambio, en concreto mediante la mejora de la plataforma Climate-ADAPT.

En las Conclusiones, los gobiernos de la UE reconocen la importancia de la relación que existe entre clima y agua. Asimismo, subrayan el importante papel de las soluciones basadas en la naturaleza para que haya resiliencia frente al cambio climático, se mantenga u optimice la biodiversidad y se protejan y recuperen los ecosistemas.

Gestión de riesgos y recuperación económica

Los Estados miembros respaldan los esfuerzos recogidos en la estrategia por integrar la adaptación en las políticas macropresupuestarias.

Por otro lado, se invita a la Comisión a que estudie cómo medir y gestionar los riesgos relacionados con el clima en las finanzas públicas. También, a que desarrolle un marco que promueva el uso de los seguros contra los riesgos relacionados con el clima.

El Consejo destaca el importante papel que desempeña el refuerzo de la resiliencia frente al cambio climático en la recuperación económica de la pandemia de COVID-19. La UE ha fijado un objetivo de gasto de al menos el 30% para la acción por el clima, incluida la adaptación, en el marco financiero plurianual para 2021-2027, y de al menos el 37% en el marco del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia.

El Consejo apoya el objetivo de la estrategia de intensificar la actuación internacional en materia de adaptación, en consonancia con el Acuerdo de París. Además, reitera el compromiso de la UE y de los Estados miembros de intensificar la movilización de financiación internacional para la lucha contra el cambio climático. Finalmente, respalda el refuerzo del compromiso y del diálogo a escala mundial en materia de adaptación.