El Consejo ha adoptado hoy un Reglamento por el que se establece un fondo de 17 500 millones de euros que contribuirá a que la transición ecológica sea justa e inclusiva.

Tras recibir el respaldo del Parlamento Europeo a mediados de mayo, hoy el Consejo ha adoptado un Reglamento por el que se establece un fondo de 17 500 millones de euros que contribuirá a que la transición ecológica sea justa e inclusiva.

El Fondo de Transición Justa (FTJ) financiará proyectos que alivien los costes socioeconómicos para determinados países de la UE. ¿Cuáles? Pues aquellos que dependen en gran medida de los combustibles fósiles o de industrias que generan gran cantidad de gases de efecto invernadero (GEI) y que necesitan diversificar la economía local.

Esta es una de las medidas que la UE está adoptando para alcanzar su objetivo de reducir en un 55% las emisiones de GEI de aquí a 2030 y lograr la neutralidad climática de aquí a 2050.

«El éxito del Pacto Verde Europeo depende de que mitiguemos las consecuencias para los más afectados por la descarbonización de la economía. El Fondo de Transición Justa proporcionará un apoyo muy necesario a las empresas y trabajadores a escala local, de modo que podamos luchar juntos contra el cambio climático como Unión, sin dejar a nadie atrás», ha declarado Nelson de Souza, ministro de Planificación de Portugal, país que ocupa en la actualidad la Presidencia del Consejo.

Ámbito de aplicación del apoyo financiero

El Fondo de Transición Justa apoyará a las pymes, incluidas las empresas emergentes, y la creación de nuevas empresas.

Un principio esencial del fondo es ayudar a las personas a adaptarse a las nuevas oportunidades de empleo a través de la inversión en formación y reciclaje profesional de trabajadores y solicitantes de empleo, la asistencia en la búsqueda de empleo y medidas de inclusión social.

Otros tipos de inversión incluyen la investigación y la innovación, la transferencia de tecnologías avanzadas, la energía ecológica y el almacenamiento de energía asequibles, la descarbonización del transporte local, la digitalización y el impulso de la economía circular, en particular mediante la prevención de residuos.

Las inversiones relacionadas con centrales nucleares, combustibles fósiles y productos del tabaco quedan excluidas del ámbito de aplicación de las ayudas.

Planteamiento territorial

Las regiones y los Estados miembros de la UE tienen puntos de partida diferentes en lo que respecta a la transición climática, y diferentes capacidades para afrontar los retos futuros. A este respecto, el objetivo del Fondo de Transición Justa es evitar el aumento de las disparidades mediante la inversión en territorios que deben eliminar gradualmente la producción y el uso de carbón, lignito, turba y esquisto bituminoso o transformar industrias muy contaminantes.

La financiación solo se concederá sobre la base de los planes territoriales de transición justa que elaboren los Estados miembros junto con las autoridades locales y regionales pertinentes. Los planes determinarán los territorios más afectados y sus necesidades de inversión.

Recursos

El importe total de 17 500 millones de euros (a precios de 2018) se compone de 7 500 millones de euros disponibles para compromisos presupuestarios para el periodo 2021-2027 y de 10 000 millones de euros procedentes del instrumento de recuperación (Next Generation EU) disponibles durante los años 2021, 2022 y 2023.

Los Estados miembros también contribuirán a los programas del Fondo de Transición Justa. Además, pueden transferir recursos del Fondo Europeo de Desarrollo Regional y el Fondo Social Europeo Plus. De este modo se podrían movilizar cerca de 30 000 millones de euros en inversiones.

Próximos pasos

En breve, el Reglamento relativo al Fondo de Transición Justa se publicará en el Diario Oficial de la Unión Europea. Entrará en vigor al día siguiente de su publicación.