La Comisión Europea ha publicado hoy unas directrices de carácter orientativo relativas a las normas de la UE sobre plásticos de un solo uso. Asimismo, ha adoptado una Decisión de Ejecución sobre el seguimiento y la notificación de los artes de pesca introducidos en el mercado y los residuos de artes de pesca recogidos. Objetivo: reducir la basura marina procedente de los artes de pesca y los productos de plástico de un solo uso y promover la transición a una economía circular.

Hoy, la Comisión Europea (CE) ha publicado unas directrices sobre los productos de plásticos de un solo uso. Asimismo, ha adoptado una Decisión de Ejecución sobre el control y la notificación de los artes de pesca comercializados y los residuos de artes de pesca recogidos. Según señala el Ejecutivo en nota de prensa, el objetivo de estas normas es reducir la basura marina procedente de los artes de pesca y los productos de plástico de un solo uso —más del 80% de la basura marina consiste en plásticos—. Asimismo, promover la transición a una economía circular con productos y materiales «innovadores y sostenibles».

Frans Timmermans, vicepresidente ejecutivo responsable del Pacto Verde Europeo, calificó de «hito histórico» la publicación de las normas que luchan contra la basura marina. Estas «estimulan los modelos de negocio sostenibles y nos acercan a una economía circular en la que se da preferencia a la reutilización frente al uso único».

Plásticos de un solo uso y artes de pesca

Según las normas comunitarias de 2019 sobre los plásticos de un solo uso, a más tardar el 3 de julio de 2021, los Estados miembros deben garantizar que ciertos productos de plástico de un solo uso dejen de introducirse en el mercado de la UE.

Se trata de productos para los que existen en el mercado alternativas asequibles sin plástico. Es el caso, por ejemplo, de los bastoncillos de algodón, cubiertos, platos, pajitas, agitadores, palitos de globos, así como algunos productos de poliestireno expandido (vasos y recipientes para alimentos y bebidas) y todos los productos de plástico oxodegradable.

En el caso de otros productos de plástico, como los artes de pesca, las bolsas de plástico de un solo uso, las botellas, los recipientes de bebidas y alimentos para consumo inmediato, los envases y envoltorios, los filtros de tabaco, los artículos higiénicos y las toallitas húmedas, se aplican distintas medidas. Entre ellas cabe mencionar la limitación de su uso, la reducción de su consumo y la prevención de vertidos de basura mediante requisitos de etiquetado, regímenes de responsabilidad ampliada del productor (principio de quien contamina paga), campañas de sensibilización y requisitos de diseño de los productos.

Directrices y Decisión de Ejecución

Las directrices pretenden garantizar que las nuevas normas sobre los plásticos de un solo uso y los artes de pesca se apliquen correcta y uniformemente en toda la UE. 

Por otro lado, la Decisión de Ejecución sobre el seguimiento y la notificación de los artes de pesca introducidos en el mercado y los residuos de artes de pesca recogidos permite a los Estados miembros cumplir su obligación de notificar, a partir de 2022, los artes de pesca que contengan plástico introducidos en el mercado y los artes de pesca recogidos en el mar. El objetivo es incentivar el desembarque de todos los artes de pesca y mejorar su manipulación mediante la introducción de regímenes de responsabilidad ampliada del productor.

Además, sobre la base de los datos recogidos, los Estados miembros con aguas marinas tendrán que fijar, a más tardar el 31 de diciembre de 2024, una tasa mínima nacional anual de recogida de residuos de artes de pesca que contengan plástico para su reciclado.

Los artes de pesca abandonados, perdidos o desechados representan el 27% de la basura de la playas, según la evaluación de impacto de 2018, y una proporción significativa de los que se introducen en el mercado no se recoge para su tratamiento.