Hoy, la Comisión Europea ha adoptado nuevas directrices estratégicas para que la Unión Europea (UE) tenga una acuicultura más sostenible y competitiva. Un sector que no solo genera empleo y  oportunidades de desarrollo económico en las comunidades costeras y rurales, sino que también puede contribuir a descarbonizar la economía, luchar contra el cambio climático y mitigar su impacto, reducir la contaminación, conservar mejor los ecosistemas y formar parte de una gestión de los recursos más circular. 

Las directrices adoptadas ofrecen una visión común para que la Comisión, los Estados miembros y las partes interesadas desarrollen el sector de manera que contribuya al Pacto Verde Europeo y, en especial, a la Estrategia «De la Granja a la Mesa». La Comisión Europea considera que estas directrices ayudarán al sector acuícola a ser más sostenible, competitivo y resiliente, y a potenciar su rendimiento en los planos medioambiental y climático.

Virginijus Sinkevičius, comisario de Medio Ambiente, Océanos y Pesca, ha señalado: «La acuicultura desempeña un papel cada vez más importante en el sistema alimentario europeo. El sector puede ofrecer alimentos saludables con una huella climática y medioambiental generalmente inferior a la de otras explotaciones agrícolas terrestres. Con las directrices que hemos adoptado hoy, queremos convertir la producción acuícola de la Unión en una referencia mundial de sostenibilidad y calidad, reducir nuestra dependencia de las importaciones de pescado y marisco y crear más empleo, especialmente en las regiones costeras».

Objetivos para el desarrollo futuro de la acuicultura

En estas directrices se han fijado cuatro objetivos interrelacionados para el desarrollo futuro de la acuicultura en la UE:

  • mejorar la resiliencia y la competitividad
  • participar en la transición ecológica
  • garantizar la aceptación social y la información al consumidor, y
  • potenciar el conocimiento y la innovación.

Las directrices propuestas también aumentarán sustancialmente la acuicultura ecológica en la UE. Como se indica en el Plan de Acción para el Desarrollo de la Producción Ecológica, publicado el pasado mes de marzo, la producción acuícola ecológica sigue siendo un sector relativamente nuevo, pero con un potencial de crecimiento importante.

A diferencia de la pesca, la acuicultura no es un ámbito de competencia exclusiva de la UE. No obstante, en reconocimiento del papel tan importante que desempeña en la seguridad alimentaria, el crecimiento sostenible y el empleo en Europa, la política pesquera común prevé un sistema de coordinación estratégica de la política acuícola en la Unión.

Potencial para contribuir al Pacto Verde Europeo 

Para la Comisión Europea, este enfoque estratégico viene aún más al caso en la actualidad, puesto que el sector de la acuicultura tiene potencial para contribuir a lograr los objetivos del Pacto Verde Europeo. Considera que es preciso garantizar una acuicultura sostenible a largo plazo y resiliente, sobre todo teniendo en cuenta la crisis que ha provocado la pandemia de COVID-19. Las nuevas directrices estratégicas integran plenamente esos objetivos.

Al considerar los retos y oportunidades del sector acuícola de la UE, las directrices proponen actuaciones específicas en diversos ámbitos, como el acceso al espacio y al agua, la salud humana y animal, el rendimiento medioambiental, el cambio climático, el bienestar de los animales, el marco reglamentario y administrativo y la comunicación sobre la acuicultura de la Unión.

En concreto, la Comisión propone elaborar unos documentos de orientación detallados sobre buenas prácticas en los ámbitos más importantes. Prevé, asimismo, un mecanismo de ayuda a la acuicultura específico que sirva para ayudar a elaborar estos documentos, y también a aplicar las buenas prácticas que se expondrán en ellos.

Entre otros objetivos, la Comisión también exhorta a los Estados miembros de la UE a incluir el aumento de la acuicultura ecológica como objetivo de la revisión (en curso) de sus planes estratégicos nacionales para el sector acuícola. Además, les insta a apoyar este tipo de producción acuícola con una parte de los fondos disponibles en el marco del Fondo Europeo Marítimo, de Pesca y de Acuicultura (FEMPA).

Próximos pasos

La Comisión pide a los Estados miembros, en primer lugar, que tengan en cuenta estas nuevas directrices en sus planes estratégicos nacionales plurianuales para el desarrollo del sector acuícola. Y en segundo lugar, que respalden al sector aprovechando los recursos disponibles en el futuro Fondo Europeo Marítimo, de Pesca y de Acuicultura (FEMPA) y otros fondos de la UE.

Fuente: Comisión Europea