Crear las condiciones para un mercado único sostenible para los consumidores y garantizar la seguridad de todos los productos a lo largo de su ciclo de vida, son las preocupaciones centrales de las recomendaciones formuladas por la comisión de Mercado Interior y de Protección del Consumidor del Parlamento Europeo (IMCO) en dos informes adoptados este lunes, 26 de octubre.

El 26 de octubre, la comisión de Mercado Interior del Parlamento Europeo (IMCO) propuso una serie de medidas destinadas a reforzar la protección del consumidor y a mejorar la seguridad y durabilidad de los productos.

El informe de propia iniciativa de David Cormand  fue aprobado por 20 votos (2 votos en contra y 23 abstenciones). En ella, los eurodiputados piden a la Comisión Europea que otorgue a los consumidores un «derecho a la reparación» de los productos, haciendo que sean más atractivas y sistemáticas, a un coste asequible, gracias a la disponibilidad de piezas de repuestoAdemás, piden a la Comisión que considere etiquetar los productos y servicios de acuerdo con su durabilidad (por ejemplo, un contador de uso e información clara sobre la vida útil estimada de un producto). 

Según los eurodiputados, esto ayudaría a respaldar los mercados de bienes de segunda mano y promovería prácticas de producción más sostenibles. Para reducir los residuos electrónicos, los eurodiputados insisten en un sistema de carga común.

Para luchar contra la obsolescencia programada, el informe señala que debe considerarse la posibilidad de restringir las prácticas que acortan deliberadamente la vida de un producto o impiden su reparación. Así, los eurodiputados consideran que las actualizaciones correctivas de ciertos dispositivos digitales deben continuar durante su vida útil estimada y no disminuir su rendimiento.

Según el Eurobarómetro, el 77% de los ciudadanos europeos preferiría reparar sus dispositivos que reemplazarlos y el 79% cree que se debería exigir a los fabricantes que faciliten la reparación de los dispositivos digitales o la sustitución de sus piezas de repuesto.

Necesidad de ajustes en todos los ámbitos: desde la publicidad hasta la gestión de los residuos

Los eurodiputados también piden una contratación pública más sostenible y un marketing y publicidad responsables que impulsen a las empresas y a los consumidores a tomar decisiones sostenibles. Esto debe incluir, según los eurodiputados, pautas claras para declaraciones ambientales respaldadas por otras certificaciones de etiquetas ecológicas. Por ejemplo, el uso de declaraciones ambientales en anuncios debe seguir criterios comunes para hacer valer la declaración.

Según el informe sobre el tema, se espera que se introduzcan nuevas reglas para la gestión de residuos, incluida la eliminación de las barreras legales para la reparación, reventa y reutilización, lo que también beneficiará al mercado secundario de materias primas.

Abordar los productos peligrosos vendidos en línea

El informe de Marion Walsmann (PPE, alemán), aprobado por 45 votos (0 en contra y sin abstenciones) versa sobre la seguridad de los productos en el mercado único. Los eurodiputados abordaron la cuestión de los productos peligrosos, en particular los productos vendidos en línea. Esto incluye productos químicos, software u otros productos que presenten riesgos para la seguridad de los consumidores.

Los eurodiputados desean que las plataformas y los mercados en línea tomen medidas proactivas para abordar las prácticas engañosas. Asimismo, exigen una aplicación rigurosa de las normas de seguridad de los productos de la UE. Destacan que el cumplimiento de las normas de seguridad de los productos debe garantizarse para los productos que circulan en la UE, ya sean fabricados en la Unión o no, con el fin de garantizar una competencia leal entre empresas y asegurar qué consumidores reciben información confiable sobre los productos.

La resolución también aborda el tema de la seguridad y la protección de la inteligencia artificial (IA). Por ejemplo, apoyando el establecimiento de controles efectivos sobre productos de alto riesgo que incorporan IA. En ella, los eurodiputados piden una revisión de la legislación vigente en materia de seguridad de productos -como la Directiva relativa a la seguridad general de los productos  y la Directiva de máquinas-, para adaptarla a la digitalización de los productos.

Próximos pasos

Se espera que el pleno del Parlamento Europeo vote los dos informes en noviembre.