Desde el 14 de octubre, Portugal dispone de nueva normativa sobre recursos geológicos. El Consejo de Ministros ha aprobado el proyecto de decreto-ley que regula la Ley N ° 54/2015, de 22 de junio, sobre las actividades de extracción y aprovechamiento de los recursos geológicos en el territorio nacional.

Dada la relevancia de este tipo de recursos para el país, se ha dado luz verde a una estrategia nacional que pretende asegurar la competitividad del sector extractivo, con el mayor retorno económico posible, cumpliendo estrictos estándares de sostenibilidad ambiental.
Tres ejes clave y los principios de la minería «verde»
Con la nueva norma se consagran los tres ejes fundamentales de las actividades extractivas:
  • Cumplimiento de los estándares más exigentes de sostenibilidad ambiental en la actividad de extracción de recursos del dominio público del Estado, asegurando el máximo valor económico en beneficio del país; 
  • Fortalecer la provisión de información y participación pública, con la intervención de los municipios, asegurando una mayor transparencia en los procedimientos administrativos;
  • Reparto equitativo de los beneficios económicos de la explotación entre el Estado, los municipios y sus poblaciones.

El nuevo decreto-ley asegura que la prospección, investigación y aprovechamiento de los yacimientos minerales solo podrá desarrollarse de acuerdo con los principios de la minería «verde»Entre otras medidas, el plan minero se convierte en la pieza central del procedimiento, incorporando todos los elementos de la exploración, así como el plan ambiental, de recuperación del paisaje y de cierre. 

Se prevé la intervención de entidades del ámbito del medioambiente, conservación de la naturaleza, ordenación territorial y patrimonio cultural, en todas las fases de los trámites de adjudicación de derechos privados. Asimismo, contempla la existencia de un plan de recuperación ambiental y paisajística de carácter dinámico, acompañado de garantías financieras.

Otras disposiciones

El decreto-ley también determina que todos los trámites previos a la adjudicación de derechos de uso privado están precedidos por la participación pública. De modo que todas las personas, físicas o jurídicas, incluidas las asociaciones que representan intereses ambientales, económicos, sociales y culturales, tienen derecho a participar en los procedimientos de asignación de derechos para revelar y utilizar los recursos geológicos.

Una de las nuevas medidas a implementar será la realización de jornadas públicas de aclaración en cada uno de los municipios abarcados, organizadas por el interesado en la asignación de derechos privados, y de obligado cumplimiento, en el caso del otorgamiento de prospección y el otorgamiento de derechos de prospección e investigación.

En las explotaciones, es decir minerales subterráneos o metálicos, la Dirección General de Energía y Geología podrá determinar la constitución de una comisión de seguimiento. Esta última deberá incluir un representante de cada municipio y consejo parroquial donde se ubique la finca y un representante de asociaciones locales o regionales para la protección del medioambiente y la promoción del desarrollo económico.

Será obligatorio instalar el domicilio social del concesionario en uno de los municipios cubiertos, asegurando la distribución de impuestos por los ingresos generados, y la obligación de contar con un plan de responsabilidad social del concesionario. En cuanto a los derechos de exploración, regalías, hasta ahora reservadas exclusivamente al Estado, se procede a una distribución equitativa con los municipios, en beneficio de sus poblaciones.

También se prevé la posibilidad de reversión de activos de exploración para los municipios, así como el disfrute de activos e infraestructura durante el período de exploración, por ejemplo en términos de suministro de energía.

Licitación para adjudicación de derechos de prospección e investigación sobre el litio

El Gobierno portugués pretende lanzar, en el tercer trimestre de 2021, una licitación para la adjudicación de derechos de prospección e investigación para adquirir conocimiento sobre ​​la existencia de yacimientos minerales de litio, su cantidad y la viabilidad económica de su extracción.

La licitación solo se lanzará después de la entrada en vigor de la nueva normativa y una vez que se haya llevado a cabo el procedimiento de evaluación ambiental estratégica.

Cubrirá áreas previamente definidas, excluyendo áreas con estatus de protección ambiental o protegidas por instrumentos de derecho internacional, así como aquellas en las que ya se encuentre en proceso un procedimiento de evaluación de impacto ambiental, referido a la exploración de yacimientos minerales de litio. 

La propuesta de áreas a someter a licitación y la información relevante será sometida a consulta obligatoria por parte de los municipios, entidades competentes de la administración central, según las condiciones territoriales, y será sometida a consulta pública. Actualmente, se proponen 11 áreas para integrar el concurso de prospección e investigación de litio, lo que favorecerá la instalación en Portugal de toda la cadena de valor del recurso, es decir, la instalación de la industria metalúrgica para la producción de compuestos de litio.