El pleno del Parlamento Europeo ha reclamado este jueves que la UE debe impulsar una estrategia forestal alineada con el Pacto Verde. Además, «debe gantizar la sostenibilidad medioambiental, social y económica de los bosques europeos».

Este jueves, 8 de octubre, el pleno del Parlamento Europeo (PE) ha señalado que la UE debe impulsar un modelo de gestión forestal «que garantice la sostenibilidad medioambiental, social y económica de los bosques europeos».

La resolución ha sido aprobada con 462 votos a favor, 176 en contra y 59 abstenciones. En ella los eurodiputados piden que la estrategia forestal que presentará la Comisión a principios de 2021 debe ser «independiente y autónoma». Asimismo, reclaman que debe estar «alineada con el Pacto Verde y dirigida a asegurar que los bosques siguen desempeñando un papel multifuncional».

Los bosques y otras masas forestales ocupan alrededor de 182 millones de hectáreas en la UE, es decir, en torno al 43% del territorio. Los bosques absorben en la Unión más del 10% de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Garantizar la viabilidad económica y la solidez medioambiental del sector

El texto subraya que una gestión forestal sostenible debe «facilitar la adaptación de los bosques a condiciones climáticas cambiantes y promover la sostenibilidad medioambiental, pero también social y económica.

Así, la Eurocámara defiende que los propietarios forestales que desarrollan una gestión sostenible deben recibir «más apoyo financiero», incluidas ayudas específicas para las áreas Natura 2000 y obtener compensaciones equitativas por las pérdidas derivadas de aplicar medidas de protección.

Según datos del PE, aproximadamente el 60% de los bosques europeos están en manos privadas y en su mayoría son pequeñas propiedades (menos de tres hectáreas). Más del 60% de los bosques productivos en la UE cumplen los estándares (voluntarios) de gestión sostenible. El sector emplea a unas 500.000 personas de manera directa y 2,6 millones indirectamente.

Más resistencia ante los desastres

La nueva estrategia debe, según los eurodiputados, «reforzar la resistencia europea ante desastres y las herramientas de alerta temprana para mejorar la prevención y preparación ante, por ejemplo, incendios, inundaciones y plagas».

La resolución pide mitigar de manera efectiva el efecto del cambio climático para evitar fuegos. Reclama, asimismo, financiación adecuada para investigación e innovación en este ámbito.

Los eurodiputados plantean dar ayudas a los propietarios para aplicar medidas preventivas, hacer frente a situaciones de crisis y restaurar las áreas boscosas afectadas, mediante un nuevo mecanismo de emergencia europeo.

Construcción en madera y lucha contra la tala ilegal

El Parlamento quiere fomentar el uso de la madera como un material de construcción sostenible y renovable, al tiempo que reclama intensificar el combate contra la tala ilegal. Por eso, los eurodiputados piden «asegurar la trazabilidad de los productos importados» y animan a la UE a «promover la sostenibilidad forestal a nivel global».