Para descarbonizar el transporte marítimo, el Parlamento Europeo (PE) se ha mostrado a favor de una reducción del 40% de CO2 para 2030. Además, votó para incluir las emisiones del sector en el Sistema de Comercio de Emisiones de la Unión Europea.

El 16 de septiembre, el Parlamento Europeo (PE) adoptó por 520 votos a favor, 94 en contra y 77 abstenciones su posición sobre la propuesta de la Comisión de revisar el Sistema Europeo de seguimiento, notificación y verificación de las emisiones de dióxido de carbono (CO2) del transporte marítimo (Reglamento SNV de la UE).

Los eurodiputados están a favor de alinear las obligaciones de presentación de informes de la UE y la Organización Marítima Internacional (OMI), como propone la Comisión. Sin embargo, señalan que la OMI no ha avanzado lo suficiente para alcanzar un ambicioso acuerdo global sobre las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI). Así que piden a la Comisión que revise la integridad ambiental general de las medidas decididas por la OMI, incluidos los objetivos del Acuerdo de París.

El transporte marítimo debe incluirse en el EU ETS

El transporte marítimo sigue siendo el único sector sin ningún compromiso europeo específico en términos de reducción de emisiones de GEI. Se estima que la actividad naviera mundial es responsable de la emisión de un 2-3% de las emisiones totales en el mundo. Es decir, más que las emisiones de cualquier país de la UE. En 2017, el 13% de las emisiones totales de GEI en la UE procedentes del transporte procedían del sector marítimo.

El Parlamento reclama medidas más ambiciosas para el transporte marítimo. De hecho, considera que los buques con un arqueo bruto de 5.000 o más deberían incluirse en el Sistema de Comercio de Emisiones de la UE (EU ETS).

Los eurodiputados dicen, sin embargo, que las políticas de reducción de emisiones basadas en el mercado no son suficientes. Exigen, así, que las compañías navieras reduzcan sus emisiones anuales medias de CO2 por unidad de transporte de todos sus barcos en al menos un 40% para 2030.

Creación de un Fondo para los océanos

Los eurodiputados piden la creación de un «Fondo para los océanos» para el período 2022-2030, financiado con los ingresos de la subasta de derechos de emisión en el marco del RCDE UE. Su finalidad sería optimizar la eficiencia energética de los buques y el apoyo a la inversión en tecnologías e infraestructura innovadoras, como combustibles alternativos y puertos ecológicos. 

El 20% del Fondo debería utilizarse para contribuir a la protección, restauración y gestión sostenible de los ecosistemas marinos afectados por el calentamiento global.