Woven City es el proyecto más ambicioso de Toyota. Una ciudad totalmente sostenible, situada a los pies del Monte Fuji (Japón), donde la energía solar y la impulsada por pila de combustible de hidrógeno tendrán gran importancia.

70 hectáreas a los pies del Monte Fuji es el enclave elegido para levantar la ciudad del futuro Toyota. En Woven City, cuyo nombre significa “Ciudad Entrelazada”, todo el ecosistema estará conectado e impulsado por hidrógeno.

En esta ciudad sostenible, residentes e investigadores probarán en un entorno real, a pequeña escala y controlado, la convivencia entre el cuidado del medioambiente, tecnologías relacionadas con la autonomía, inteligencia artificial o robótica. Esto permitiría desarrollar tecnologías del futuro, gracias a la conexión entre las personas, los edificios y los vehículos, y la sostenibilidad como pilar fundamental.

El artífice del proyecto es el arquitecto danés Bjarke Ingels, diseñador de proyectos tan singulares como la sede de Google en Mountain View (California) y en Londres o la Lego House en Dinamarca. 
¿Cómo será la ciudad del futuro?

Woven City se concibe como una ciudad completamente sostenible, no solo en materia de movilidad; los propios edificios se construirán, sobre todo, a base de madera para reducir al mínimo la huella de carbono, y llevarán incorporados placas fotovoltaicas para obtener energía solar.

La inteligencia artificial y la robótica cobrará especial importancia en los hogares de sus residentes. Estos dispondrán de vehículos autónomos y libres de emisiones para circular libremente por la ciudad. 

Las vías de la ciudad se dividirán en tres categorías: vehículos rápidos, combinación de vehículos menos rápidos, movilidad personal y peatones y solo peatones. Estas tres vías estarán entrelazadas para comprobar la capacidad de adaptación de los coches autónomos a un entorno real.

¿Quiénes serán sus residentes?

Esta es la pregunta del millón. Pues sus residentes serán empleados de Toyota y sus familias, parejas jubiladas, comerciantes, científicos visitantes y representantes del sector. En principio, 2.000 personas tendrán su morada en las calles de Woven City, número que se verá incrementado a medida que el proyecto evolucione.

Los ciudadanos interactuarán en los parques de cada barrio, así como el gran parque y la plaza central de la ciudad.  

Inicio del proyecto
El proyecto comenzará en 2021. Toyota invitará a participar en este «laboratorio viviente» a investigadores, académicos y científicos de todo el mundo interesados en llevar a cabo sus proyectos en un ecosistema tecnológico y social único en el mundo.
Más información aquí.